Nuevo éxito en la Maratón de Barcelona 2017


El 12 de marzo tuvo lugar una nueva edición de la Maratón de Barcelona, que poco a poco se va erigiendo como una de las grandes citas en Europa de las carreras de 42 kilómetros y 195 metros. El boom del running en los últimos tiempos está yendo más allá de salir a correr de manera esporádica o habitual.

Pero una maratón es un ejercicio extremo y requiere una buena preparación tanto física como mental. Lo ideal para aquellos corredores no profesionales es realizar una planificación en condiciones de entre 10 y 15 semanas para llegar a la perfección, no solo para optimizar el resultado sino para evitar eventuales lesiones.

Lo cierto es que, a veces, menos es más, de modo que el descanso es igual de importante que los kilómetros y las horas de rodaje. En la preparación para la maratón, no se recomienda entrenar más de cinco días por semana. De todos modos, si es posible, hay que intercalar un día de descanso por cada dos o tres de entrenamiento. Es decir, no dejar todo el fin de semana de descanso y entrenar de lunes a viernes.

Una buena motivación para ser constante en una disciplina tan exigente como es el entrenamiento para la maratón es buscar amigos que se encuentren en el mismo proceso de preparación, ya que “picarse” va muy bien para mejorar tiempos y salir a entrenar en lugar de quedarse en casa, sobre todo cuando la meteorología no es favorable o la pereza ataca.

Como en cualquier otro deporte, para que los músculos se encuentren en condiciones óptimas, no podemos dejar de lado lo importantes que son los estiramientos, tanto antes como después de ejercitarse. Son la mejor medida de prevención de lesiones y los beneficios que proporcionan en apenas cinco minutos son enormes.

Toda esta serie de indicaciones han sido seguidas por la mayoría de participantes de la Maratón de Barcelona, que reúne año tras año a corredores populares con profesionales que buscan lo mismo: el mejor tiempo posible después de una preparación que requiere sacrificio, motivación y el apoyo por parte de familiares y amigos, que a fin de cuenta saben lo que implica correr una maratón.