No dejes que el deporte te perjudique físicamente


Es bastante común que se escuche por todas partes mencionar que el deporte de salud. Por supuesto lo anterior goza de una total validez e incluso los expertos en materia de salud suelen aconsejar que las personas destinen como mínimo 30 minutos al día a esta clase de actividades.

Ahora bien, el inconveniente que puede desembocar en que se llegue a la conclusión que el deporte puede llegar a ser perjudicial, tiene que ver con aquellos casos en los que las personas abusan de su cuerpo y lo exponen a unas condiciones que no son las propicias.

El deporte y el momento en que es perjudicial para la salud

Se critica bastante en los últimos años a las personas que dedican su tiempo de ocio a permanecer sentados en un sofá y nada más que lo anterior. De todos modos, no hay que dejar de mencionar a quienes pertenecen justamente al bando contrario, es decir, a las personas que exageran con el ejercicio físico o deporte. En otras palabras, la típica frase “todo en exceso es perjudicial” aplica en este caso, ya que las personas que se exceden con la práctica deportiva y superan el límite para el que se encuentra preparado su cuerpo, lo único que están consiguiendo es exponerse a una lesión o a ir afectando la salud paulatinamente su cuerpo.

En ese orden de ideas, no hay que pasar por alto que para realizar deporte es absolutamente necesario cumplir con unas condiciones adecuadas, como por ejemplo beber líquidos para estar siempre bien hidratados, evitar las horas en las que el calor es más intenso, entre otro tipo de consejos habituales. Ahora bien, lo más relevante en estos casos es aprender a cuidar la intensidad y la frecuencia del ejercicio, ya que en caso de sobrepasar el límite adecuado para el cuerpo, los resultados se van a volver en contra de la persona y por ende, las consecuencias van a ser graves.

Con lo anterior, se quiere llegar a la conclusión que pese a que la falta de ejercicio es perjudicial para el organismo, excederse o una postura inadecuada también lo son. En relación con los comentarios que hacen las personas que se dedican de manera profesional a tratar esta clase de asuntos, es bastante normal que las personas se sobrepasen por querer disfrutar de resultados inmediatos o por intentar adelgazar en un tiempo récord. Al respecto, lo más apropiado es reconocer que cada cuerpo de un ritmo y que debe ser respetado.

Finalmente, se hace énfasis en que para la construcción de una rutina siempre será pertinente consultar previamente con un profesional de la salud, pues así se evitan lesiones y se garantizan los resultados deseados.