¿Tiene futuro formarse como monitor deportivo?


Cuando nos planteamos qué trabajo queremos desempeñar, y qué estudios nos gustaría realizar, es comprensible que surjan dudas de si esa formación me va a gustar, y sobre todo, si tiene futuro. Es mucho tiempo de formación, puede que una inversión económica, y lo lógico es esperar que todo ese esfuerzo dé resultados, y podamos trabajar de aquello que hemos estudiado.

Si has decidido o estás planteándote que quieres ser monitor deportivo, pero tienes estas dudas, este artículo es especialmente para ti. Vamos a de qué se trata, qué salidas tiene, y por supuesto, si tiene futuro o es una de esas profesiones destinadas a extinguirse.

¿En qué consiste ser monitor deportivo?

Un monitor deportivo cumple varias funciones. Quizás una de las más conocidas, y la que vamos a tratar hoy, sea monitor deportivo en gimnasio. Cada día más gente se intenta cuidar, y se compromete con una vida sana. Eso se traduce en un aumento de la gente que va al gimnasio, ya sea por salud, para cuidar la línea, para descargar tensiones, o por entretenimiento. Con el crecimiento de los gimnasios, cada vez se requieren más monitores deportivos.

Las funciones de un monitor deportivo son programar actividades de entretenimiento. Normalmente, son clases grupales o individuales de una temática en concreto. Dirige dichas sesiones creando climas positivos y motivadores para que esas personas puedan realizar el ejercicio plenamente.

Otra de las funciones es asesorar sobre la práctica deportiva. Esto se traduce en resolver las dudas que pueda tener la gente. No todo el mundo que acude al gimnasio sabe cómo entrenar correctamente, y estos profesionales le asesoran, muchas veces de manera personalizada, qué rutinas puede seguir para alcanzar la meta deseada.

Los estudios de esta profesión se basan en conocer la anatomía humana. Estudian la musculatura y los movimientos normales de cada grupo muscular, para luego poder aplicarlo a la vida laboral. Conocen estiramientos y rutinas, y cómo realizarlas correctamente. Y lo más importante, aprenden a prevenir y tratar algunas lesiones deportivas, cómo asesorar para prevenirlas, y los estiramientos que pueden ayudar. Aunque el tratamiento total de una lesión siempre debe ser tratado por un médico o un fisioterapeuta.

Salidas laborales en el ámbito del deporte

Como hemos visto, es una profesión que está creciendo, ya que cada vez hay más gimnasios y, por tanto, más monitores. También pueden trabajar en clubs deportivos, en centros de rendimiento deportivo, asociaciones deportivas, centros de enseñanza o, una opción muy de moda, personal trainer. Además, tiene una labor social, ya que el ejercicio físico nos ayuda a mantenernos sanos a nivel psicológico, y un monitor puede ser muy útil para aquellas personas que necesiten un factor motivante para afrontar cualquier situación en la vida. Como puedes comprobar, son muchas las salidas laborales que tiene esta formación.