Cómo diseñar un plan de musculación adecuado


Aunque usualmente se piensa que es imposible diseñar un plan de musculación sin un instructor, lo cierto es que si se toman las medidas pertinentes y se tiene claridad respecto a los músculos que se quieren trabajar, el proceso puede llegar a ser bastante simple de planear y ejecutar. Eso sí, por el bien de tu salud e integridad física, siempre recomendaremos que recurras a técnicos profesionales.

Te invitamos entonces a que accedas a esta información para que estés en condiciones de poder pensarte y construir un plan de trabajo para tus músculos sin importar que el objetivo sea ganar volumen muscular, bajar de peso, mejorar las capacidades físicas, etc.

Instrucciones para preparar un plan de musculación

Primeros pasos

  • Fijarse objetivos – Hay que empezar por determinar qué es lo que se pretende con el trabajo físico que se quiere llevar a cabo. Una vez se tenga claridad en lo anterior te lo podrá desglosar de manera mensual y diaria, para así identificar los objetivos a corto plazo.

  • Tiempo de entrenamiento – El siguiente asunto es determinar el tiempo que se va a dedicar al entrenamiento. Es un dato clave, porque según sean las actividades laborales de la persona o de estudio, se va a disponer o no de un tiempo en particular para cumplir con la rutina que se elabore.

  • Consultar un médico – Este no es un dato que deba ser tomado a la ligera por las personas, particularmente en casos en los que se haya presentado una lesión con anterioridad o se mantenga una limitación en el cuerpo. No hay que perjudicar el cuerpo a nivel físico por esta clase de procesos.

  • Una motivación – La parte mental también cuenta, así que habrá que clarificar este asunto en cuanto a si se trata de querer sentirte mejor contigo mismo, superarte, agradar a otros, etc.

Diseñar una rutina de pesas

  • Grupo muscular – Identificar los grupos musculares es fundamental para trabajar en ellos de modo directo y efectivo. Están separados en grandes, intermedios y pequeños.

  • Elegir los ejercicios – De acuerdo con la decisión anterior se puede consultar por ejercicios para esa zona o grupo muscular. Hay que especificar el número de repeticiones por ejercicio y también la cantidad de series a ejecutar por cada uno de ellos.

  • El peso – Establecer el peso que será manejado por el cuerpo en cada ejercicio y según sea el grupo de músculos es el otro aspecto. No hay que tomarlo a la ligera porque es una cuestión de seguridad para el organismo. De todos modos el ensayo y el error ayudará en este caso.

  • Precalentar – Antes de levantar peso es necesario calentar.

  • Elegir una rutina – En internet abunda la información en torno a rutinas y ejercicios, así que con una consulta rápida será bastante sencillo tomar decisiones en este sentido.