Diferencias entre el ejercicio aeróbico y el ejercicio anaeróbico

Con cierta frecuencia las personas que participan de un gimnasio o que tal vez se relacionan con esta clase de temas en charlas o revistas deportivas, han escuchado mencionar las palabras aeróbico y anaeróbico, pero con la posibilidad que tal vez no se identifique con claridad su significado.

Ahora bien, para ir adelantando un poco la definición de ambas palabras, se anota que tanto aeróbico como anaeróbico hacen referencia al modo por el que opta el cuerpo para obtener la energía, sólo que aeróbico es con necesidad de oxígeno, mientras que el anaeróbico es sin necesidad de oxígeno.

¿Qué cambia del ejercicio aeróbico al anaeróbico?

La diferencia principal que se ha mencionado en el párrafo anterior es suficiente para diferencia el ejercicio aeróbico o el que necesita de oxígeno, y el anaeróbico que no requiere de oxígeno, pero lo cierto es que no todo es blanco o negro, así que siempre van a intervenir los dos, solo que uno va a primar antes que el otro, razón por la que lo correcto es hablar de predominancia, en otras palabras, ejercicios en donde predomina el ejercicio aeróbico o anaeróbico.

¿Qué es el ejercicio aeróbico?

A grandes rasgos son aquellos ejercicios de una intensidad baja o media y que son de larga duración. En ellos el organismo va a precisar de quemar hidratos y grasas para que se obtenga energía y por tal motivo oxígeno.

Entre los ejemplos de ejercicio aeróbico se destacan el ir a nadar, correr, ir en bicicleta, caminar y similares. Se los usa con frecuencia para bajar de peso, pues como se ha indicado, son ejercicios con los que se quema grasa. Finalmente, también por necesitar mucho oxígeno, el sistema cardiovascular se va a ejercitar y producir múltiples beneficios.

¿Qué es el ejercicio anaeróbico?

Son ejercicios que presentan una intensidad alta para su ejecución y que también son de poca duración. Lo clave en este caso es que no se requiere de oxígeno porque se va a precisar de la energía que proviene de las fuentes inmediatas que no necesitan ser oxidadas por el oxígeno, como por ejemplo el ATP muscular, la PC o fosfocreatina o la glucosa.

Entre los ejemplos para considerar de los ejercicios anaeróbicos, se puede pensar en hacer pesas, los ejercicios que requieren de mucho esfuerzo en poco tiempo, las carreras de velocidad y similares. Se anota que son ejercicios para un trabajo y fortalecimiento del sistema musculoesquelético, lo que se suele describir como tonificación.

Conclusiones sobre el ejercicio aeróbico y anaeróbico

Ya está claro que la diferencia es la necesidad o no de oxígeno, pero se recuerda que su elección va a depender del objetivo que se tenga.

Dietas indicadas para ganar músculo

Las dietas para aumentar la masa muscular y reducir grasa son moneda corriente en la actualidad, ya que la preocupación por verse bien lidera todos los rankings del mercado. Por lo tanto, lo ideal es saber qué alimentos resultan ser más saludables y qué hábitos se deberá adoptar si lo que se busca es verse mejor sin perder calidad de vida.

La nutrición es la correcta ingesta de alimentos, para cubrir todos los requerimientos nutritivos que necesita el organismo para funcionar de manera adecuada. La misma siempre deberá tener plena correlación con las necesidades básicas además de las diferentes actividades que se realicen durante el día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que una dieta equilibrada, sumada a la actividad física periódica, es uno de los elementos fundamentales para mantener una adecuada calidad de vida. Asimismo, devela que una mala nutrición, no solamente puede reducir de manera significativa el sistema inmunológico, sino que además altera el adecuado desarrollo y el funcionamiento físico y mental, reduciendo al mínimo la capacidad de reproducción que posee el individuo.

¿Qué no debe faltar en una dieta con fines musculares?

Toda la dieta deberá estar basada en las necesidades del paciente, según los objetivos a lograr, además de las necesidades y requerimientos diarios que posea. Justamente, deberá incluir proteínas en todas las comidas que realice durante el día.

Para las personas que trabajan a diario, lo ideal es preparar todas las comidas que se realizarán durante los días de la semana. De este modo, se evita consumir cualquier alimento que no se ajuste a los requerimientos que se deben cumplir para conseguir un aumento de la masa muscular.

Comer aproximadamente cada tres horas es lo más recomendable, pues permite agilizar el metabolismo y aumentar la ingesta de calorías, fundamental para que los músculos ganen volumen.
¿Qué alimentos son buenos para aumentar la masa muscular?

En una dieta que ayude a ganar músculo no deberán faltar nunca los siguientes alimentos:

  • Chocolate amargo. A pesar que muchas veces se decide quitar de la dieta diaria todos los alimentos que pensamos que son calóricos, existen muchos que son beneficiosos. Tal es el caso del chocolate amargo, el cual no aporta calorías significativas si se respeta la porción adecuada diaria y además posee antioxidantes, los cuales son sumamente beneficiosos para la salud.
  • Frutas y verduras. Las mismas deberán estar siempre presentes, pues son una fuente esencial de vitaminas y minerales.
  • Frutos secos. Lo ideal es consumir un puñado, aproximadamente 30 gramos, ya que son beneficiosas si se respeta su justa medida.
  • Carne magra. Fuente esencial de proteínas de calidad.

Por último es importante destacar que las dietas para ganar masa muscular deberán siempre ir acompañadas de actividad física, si no, los resultados no serán notorios.

¿Tiene futuro formarse como monitor deportivo?

Cuando nos planteamos qué trabajo queremos desempeñar, y qué estudios nos gustaría realizar, es comprensible que surjan dudas de si esa formación me va a gustar, y sobre todo, si tiene futuro. Es mucho tiempo de formación, puede que una inversión económica, y lo lógico es esperar que todo ese esfuerzo dé resultados, y podamos trabajar de aquello que hemos estudiado.

Si has decidido o estás planteándote que quieres ser monitor deportivo, pero tienes estas dudas, este artículo es especialmente para ti. Vamos a de qué se trata, qué salidas tiene, y por supuesto, si tiene futuro o es una de esas profesiones destinadas a extinguirse.

¿En qué consiste ser monitor deportivo?

Un monitor deportivo cumple varias funciones. Quizás una de las más conocidas, y la que vamos a tratar hoy, sea monitor deportivo en gimnasio. Cada día más gente se intenta cuidar, y se compromete con una vida sana. Eso se traduce en un aumento de la gente que va al gimnasio, ya sea por salud, para cuidar la línea, para descargar tensiones, o por entretenimiento. Con el crecimiento de los gimnasios, cada vez se requieren más monitores deportivos.

Las funciones de un monitor deportivo son programar actividades de entretenimiento. Normalmente, son clases grupales o individuales de una temática en concreto. Dirige dichas sesiones creando climas positivos y motivadores para que esas personas puedan realizar el ejercicio plenamente.

Otra de las funciones es asesorar sobre la práctica deportiva. Esto se traduce en resolver las dudas que pueda tener la gente. No todo el mundo que acude al gimnasio sabe cómo entrenar correctamente, y estos profesionales le asesoran, muchas veces de manera personalizada, qué rutinas puede seguir para alcanzar la meta deseada.

Los estudios de esta profesión se basan en conocer la anatomía humana. Estudian la musculatura y los movimientos normales de cada grupo muscular, para luego poder aplicarlo a la vida laboral. Conocen estiramientos y rutinas, y cómo realizarlas correctamente. Y lo más importante, aprenden a prevenir y tratar algunas lesiones deportivas, cómo asesorar para prevenirlas, y los estiramientos que pueden ayudar. Aunque el tratamiento total de una lesión siempre debe ser tratado por un médico o un fisioterapeuta.

Salidas laborales en el ámbito del deporte

Como hemos visto, es una profesión que está creciendo, ya que cada vez hay más gimnasios y, por tanto, más monitores. También pueden trabajar en clubs deportivos, en centros de rendimiento deportivo, asociaciones deportivas, centros de enseñanza o, una opción muy de moda, personal trainer. Además, tiene una labor social, ya que el ejercicio físico nos ayuda a mantenernos sanos a nivel psicológico, y un monitor puede ser muy útil para aquellas personas que necesiten un factor motivante para afrontar cualquier situación en la vida. Como puedes comprobar, son muchas las salidas laborales que tiene esta formación.

¿Por qué triunfan tanto los deportes de aventura?

Vivimos con un ritmo de vida realmente estresante. Largas jornadas laborales, multitud de obligaciones, poco tiempo libre, etc. En general, una rutina diaria con mucho estrés, y generalmente sin muchos altibajos, o los altibajos que se presentan son más bien un problema que un alivio.

Por esta razón, surgieron los deportes de aventura. Son deportes donde se descarga una gran cantidad de adrenalina, que pone activa el cuerpo, nos llena de sensaciones, y nos hacen sentir vivos. Vamos a ver a qué se debe tanto éxito, y a conocer alguno de estos deportes.

Por qué triunfan tanto estos deportes

Su éxito reside en que en la rutina diaria de muchas personas, no hay espacio para un deporte muy continuado en el tiempo. La mayoría de los deportes son sinónimo de constancia, ya que si no se practican con frecuencia, no se tiene soltura ni habilidad. Pero los deportes de aventura son, en la mayoría de los casos, todo lo contrario. Se practican muy a la larga, o incluso hay gente que solo los practica una vez en la vida para vivir dicha experiencia. Aunque como en todo, hay excepciones, y hay un número de personas que son habituales en este tipo de deportes, ya que la adrenalina suele enganchar.

Como hemos mencionado anteriormente, son deportes que provocan una gran descarga de adrenalina, y nos producen muchas sensaciones corporales. Esto es lo que buscan muchas personas para salir de su rutina. También hay bastantes personas que lo practican por la pasión al riesgo. Este tipo de práctica, tienen un riesgo añadido, que llama la atención a mucha gente, generalmente por la satisfacción personal al haberlo superado sin complicaciones.

Algunos deportes de aventura

Puenting

Quizás el más conocido de todos, y el preferido de mucha gente. Un subidón de adrenalina desde el momento en el que estás de pie encima de un puente, sabiendo que vas a saltar al vacío únicamente con la seguridad de una cuerda atada a tu cintura. Es impactante y realmente fuerte. Desde luego no apta para todo el mundo.

Paintball

Este es otro de los más conocidos, muy practicado, además de más seguro que la mayoría. Es una aventura muy divertida para practicar con amigos, y se ha convertido en un juego muy usado en despedidas de soltero.

Paracaidismo

Otro clásico, pero de los más fuertes. Volar en una avioneta, y saber que cuando se abra la puerta vas a saltar al vacío, sin agarrarte a nada, y solamente con un paracaídas. O con su variedad de salto en tándem, que es cuando saltas enganchado a un profesional. Ambas son una liberación de adrenalina y una experiencia realmente alucinante.

Buceo

Una práctica que te permite descubrir el increíble mundo que habita en nuestros mares y océanos. Ver la naturaleza en estado puro, y sentir la maravillosa ingravidez.

Los mejores alimentos para optimizar tu rendimiento deportivo

Seguro que alguna vez te han dicho la frase “somos lo que comemos”. Y es que realmente hay una relación directa entre lo que comemos y cómo somos, o al menos nuestro rendimiento a lo largo del día. A veces, nos alimentamos mal, y eso hace que nos sintamos cansados. Si encima practicamos algún deporte, este malestar puede ser peligroso si no cuidamos nuestros hábitos alimenticios en base a nuestras necesidades físicas.

Te dediques al deporte profesionalmente o en tu tiempo libre, las claves que vamos a ver hoy te ayudarán a sacar el mayor rendimiento al ejercicio físico, para que no te sientas cansado y tu cuerpo no solo no se vea afectado, sino que disfrute de las ventajas del deporte y la buena alimentación.

Alimentos indicados para la práctica deportiva

Lo que más necesita nuestro cuerpo cuando hacemos deporte, es energía. Y eso se traduce en grasas o carbohidratos, que es lo que consume el organismo para poder funcionar. Al hacer deporte, nuestras necesidades de energía son superiores. Pero no nos sirve cualquier grasa o carbohidrato, las mejores para el ejercicio son: cereales, como la avena, el trigo, el maíz y el arroz; fruta, como el plátano, la manzana, la fresa, o cualquier fruta en general; la patata, que es una fuente de carbohidratos muy saludable; y los frutos secos, que nos proporcionan mucha energía, porque tienen omega 3, y además contienen minerales.

También necesitamos alimentos ricos en agua, minerales y vitaminas. Por lo que zumos naturales y batidos de fruta y verduras pueden ser muy útiles. Las algas marinas añadidas a la comida nos darán muchos minerales. Y por supuesto la verdura, que nos aporta mucha agua, y una gran cantidad de vitaminas.

Alimentos para reponerse tras el desgaste deportivo

Tras una jornada deportiva, nuestro cuerpo se ha desgastado, y es el momento de reponer. Para reponer el desgaste muscular, la proteína es realmente efectiva. Alimentos ricos en proteína y que además son muy saludables, tenemos la soja y la quinoa. Estos dos alimentos están teniendo mucha fama últimamente, y no es de extrañar, ya que aunque son alimentos de origen vegetal, contienen la proteína completa y son muy beneficiosos para la salud. Las legumbres en general también son una fuente de proteínas y hierro, que nos puede ayudar a reponer ese desgaste muscular: las lentejas, los guisantes, los garbanzos.

Para reponernos, también necesitamos alimentos ricos en agua, vitaminas y minerales, como los mencionados anteriormente. La fruta y la verdura nos recargarán de vitaminas y agua. Las espinacas por ejemplo, contienen mucho hierro, que nos puede venir muy bien. El plátano tiene una gran cantidad de potasio. Y las frutas y verduras de color rojo o naranja, contienen una gran cantidad de vitamina C y A, entre otros nutrientes.

5 consejos para mantener la motivación al hacer deporte

Se suele hace énfasis en que una de las razones por las que las personas dejan de hacer deportes es la motivación para continuar con su actividad. En otras palabras, no siempre se va a contar con la disposición necesaria o suficiente, para saber que con un esfuerzo más y que sea constante, pronto se va a conseguir lo que se quiere.

En ese sentido, desde la psicología de la motivación se ha analizado este fenómeno en detalle y por ese mismo tipo de trabajos es que se han desarrollado métodos para mantener la motivación al hacer deporte, lo que puede significar para usted que no abandone pronto su rutina.

Cómo motivarse para seguir haciendo deporte

A continuación, en el siguiente listado le presentamos técnicas de motivación para hacer ejercicio que son infalibles o cuando menos van a posibilitar que usted no abandone en poco tiempo lo que ha empezado en términos de trabajo físico.

  • Visualizar – Los psicólogos del deporte son claros en que siempre hay que visualizar a lo que se aspira llegar o conseguir. Por tanto, una noche antes de entrenar hay que destinar 10 minutos para visualizar la sesión que se realizará el día siguiente, imaginando cada pequeño detalle e incluso emulando la energía que se va a tener para después lograr lo que se ha visualizado.
  • Divertirse – Si la rutina de entrenamiento es percibida por la persona como una actividad que no es divertida, y que por el contrario es una “tortura”, está claro que ese proceso está condenado al fracaso desde el primer momento. Si usted se identifica con lo anterior, lo que debe hacer es modificar la rutina por actividades que en verdad sean de su agrado, así que no descarte elegir un deporte, tomar clases de baile, etc.
  • Vestirse para el éxito – La vestimenta es más importante de lo que se cree, ya que según sea el tipo de prendas que sean seleccionadas, esto va a permitir que el cerebro esté predispuesto para enfrentarse a ciertos estímulos o no. En otras palabras, la ropa deportiva es un insumo para sentirse motivado.
  • Concentrarse en las fortalezas – Cada persona durante su vida ha ido desarrollando fortalezas que la hacen destacar, pero a su vez también hay debilidades. Las últimas no hay que olvidarlas y siempre considerarlas para mejorar, pero desde la perspectiva de la motivación, enfóquese en sus fortalezas.
  • Premiarse – El esfuerzo durante una rutina debe significar al final una recompensa o un estímulo, así que los premios diarios o semanales como un masaje, un baño a vapor, un spa y similares, son métodos efectivos para mantenerse motivado.
¿Puede ser contraproducente combinar practicar varios deportes a la vez?

Partiendo del hecho de que el cuerpo humano está destinado para moverse, las actividades deportivas corresponden a aquellas opciones que ponen a nuestro alcance la salud y el bienestar, pero entonces ¿se pueden practicar varios deportes a la vez? O ¿es mejor elegir exclusivamente uno? Estos son interrogantes que vamos a intentar resolver para que resulte más sencillo identificar lo que es más conveniente para mantenerse en óptimas condiciones.

Si bien sabemos que todos los excesos son malos, cuando se trata del ejercicio físico es indispensable considerar que no todos los deportes trabajan los mismos grupos de músculos y causan el mismo provecho, de ahí que interesarse en hacer distintas actividades deportivas pueda ser algo bastante positivo, esto siempre y cuando exista la supervisión y orientación adecuada para evitar por ejemplo lesiones.

Beneficios de combinar deportes

Estamos hablando entonces de un entrenamiento multidisciplinario que además de mejorar la capacidad física, va a facilitar el no tener que hacer siempre lo mismo pues esto es algo que suele cansar a muchas personas y llevarlas a que prefieran prescindir del ejercicio. Al recibir diferentes estímulos, la persona tendrá las herramientas para encontrar mejoría en aspectos como la resistencia, la flexibilidad y la fuerza entre otros, todo esto desde el dinamismo de los distintos escenarios.

Al ejercitar más de una disciplina, se incrementa el control motor, se mejora la concentración y se incentiva la producción de endorfinas que son las que nos ayudan a superar la ansiedad, las tensiones y el estrés. Por supuesto, la movilidad articular y muscular también son aspectos sumamente relevantes para animarse a combinar deportes que de alguna manera se complementen entre sí.

¿El ejercicio en exceso puede ser perjudicial?

La decisión de explorar varios escenarios deportivos al tiempo, siempre debe estar supervisada para no exponerse a cruzar los límites y llegar al punto de lo que deja de ser saludable. Es así como debe tenerse en cuenta las capacidades específicas de la persona y sus necesidades para diseñar un plan de trabajo que en ningún momento llegue a convertirse en una sobrecarga.

Combinaciones tales como el gimnasio con la natación o quizás el crossfit con el pilates son ejemplos de propuestas equilibradas que van a arrojar muchas ventajas por la manera apropiada en la que logran integrarse.

Considerando que se ha llegado al consenso por parte de la comunidad científica de que con 150 minutos de ejercicio moderado a la semana es más que suficiente, reiteramos que de preferirse actividades de mayor intensidad y combinadas, lo más responsable es no hacer las cosas por cuenta propia sino informarse hasta dar con un guía idóneo que de acuerdo a los requerimientos del individuo pueda ayudar a escoger no sólo las disciplinas a practicar sino también la duración de las sesiones.

Aplicaciones de la tecnología al deporte

La tecnología y el deporte presentan una relación cada vez más fuerte y habitual en la vida de los deportistas de alto rendimiento y también en las personas que realizan actividad física de manera ocasional o sin que necesariamente se trate de la búsqueda del máximo rendimiento.

Además de lo anterior, también hay que recordar que la tecnología se encuentra vinculada con cada pequeña faceta de la vida cotidiana de todos y que de una u otra manera, el deporte no es la excepción, más cuando la información es tan clave en la actualidad.

Cómo se utiliza la tecnología en el ámbito deportivo

Para no ir tan lejos en la ejemplificación de este asunto, nos vamos a concentrar en las aplicaciones de índole deportivo que se han hecho cada vez más populares en el mundo moderno, aprovechando al máximo cada uno de los sensores y de las posibilidades que nos brindan los teléfonos inteligentes.

También vale la pena hacer énfasis en que estas aplicaciones son realmente útiles para la obtención y registro de un sinfín de datos en relación con el ejercicio físico, poder llevar un seguimiento al más alto nivel del rendimiento de una persona e inclusive en ciertos casos disfrutar de un entrenador personal, aunque en este caso a través de una aplicación automatizada.

Endomondo

Es una plataforma que destaca entre las demás porque le ofrece al usuario una serie de estadísticas bastante completas y gratuitas. Vale la pena considerarla porque posibilita el dar seguimiento al entrenamiento en tiempo real, además de poder compartir lo que se ha conseguido en redes sociales. Es una de esas aplicaciones perfecta para cuando se sale a correr. La interfaz de la plataforma dinámica y se pueden crear o añadir rutas con comodidad.

Runtastic

Una de las ventajas principales de esta aplicación para el deporte, es que tal vez se trata de la que soporta una mayor cantidad de deportes en comparación con otro tipo de plataformas similares, así que desde esa perspectiva es la más completa. Por otro lado, el análisis de los datos de la persona puede ir muy a fondo, así que el rendimiento y la manera en que se comporta este tipo de variable va a poder ser analizado en todo sentido por quien haga uso de la aplicación. Igualmente, aprovecha muy bien el uso del GPS para registrar e informar todo el progreso del usuario en términos de tiempo, altitud, velocidad, calorías y distancia. Por supuesto cada uno de estos datos es informado en tiempo real.

RunKeeper

Es una aplicación deportiva más simple que las ya mencionadas, pero que se ajusta muy bien para cualquier tipo de deportistas, más que nada los ocasionales.

El impacto de los estiramientos previos y posteriores a la actividad deportiva

Casi por norma general, las personas que practican algún deporte ya han desarrollado un alto grado de conciencia en relación con lo importante que es el estiramiento, de todos modos, también es habitual que se pueda encontrar que ciertas personas no estiran de la manera adecuada para el cuidado del cuerpo.

Pensando en lo anterior, a continuación se exponen los motivos principales por los que resulta necesario estirar antes de dar inicio con la actividad deportiva, además de algunas instrucciones sobre el modo correcto de hacerlo y en qué momento es más conveniente.

Cómo influye estirar antes y después de hacer deporte

Si se lo ha clasificado como un deporte, es porque se trata de una actividad en donde está implicado el funcionamiento del aparato músculo esquelético y para ser más exactos el sistema muscular o miofascial, razón por la que en caso de no encontrarse en un estado que no es óptimo de longitud y funcionamiento mecánico, va a implicar consecuencias negativas en el rendimiento deportivo y en las marcas que se obtengan.

Tenga en mente que los músculos actúan como si fuesen pistones motorizados, los cuales se basan en la mayoría de los casos en su capacidad para generar fuerza durante el recorrido, pero esto lo consiguen desde su máxima longitud hasta el acortamiento o contracción, razón por la que al estirar el músculo el músculo va a cargar un tipo de energía que finaliza por descargar con la contracción muscular y el movimiento.

Con lo anterior, cuando se hace un trabajo de estiramiento completo, duradero, intenso y con frecuencia, se va a mejorar el rendimiento deportivo y las marcas que se obtengan.

Finalmente, si se presentan desequilibrios musculares entre el lado derecho y el izquierdo, la parte posterior y la anterior, esto traerá como resultado una disminución del rendimiento deportivo y un sufrimiento mecánico para todas las estructuras musculares, interóseas, articulares y demás.

¿Por qué estirar en el deporte?

  • Va a reducir la tensión entre los músculos.
  • Incrementa la amplitud y la coordinación de los movimientos.
  • Va a prevenir las lesiones en el futuro.
  • Es una estrategia adecuada para preparar la musculatura si se quiere realizar actividad física.
  • Mejora el conocimiento del cuerpo.
  • Mejora la circulación.
  • Contribuye a la reabsorción del ácido láctico y por ende evitar la fatiga muscular.
  • Facilita que se llegue a un punto de bienestar físico y como resultado psicológico.

El consejo es que el estiramiento se haga tanto en una fase previa como posterior a la actividad física, aunque también se lo puede hacer en todo momento como una práctica beneficiosa para el cuidado de los músculos.

¿En qué casos se desaconseja la actividad física?

Si bien todos tenemos muy claro que el ejercicio favorece el bienestar físico y mental, lo cierto es que no siempre se dispone de las condiciones óptimas para llevarlo a cabo y es entonces cuando nos encontramos con aquellos casos en que se desaconseja la actividad física, una serie de situaciones que corresponden al lenguaje que emplea el cuerpo para avisarnos que simplemente no se encuentra listo para dicha exigencia.

De acuerdo a muchas investigaciones al respecto, se ha llegado a la conclusión de que por increíble que parezca, muchas veces lo más inteligente es prescindir del deporte para evitar efectos colaterales que atenten contra la salud. Teniendo en cuenta que se trata de circunstancias específicas, resulta propio informarse para poder reconocerlas y así cuidarse de manera integral.

¿Cuándo no hacer deporte?

De la misma manera como existen pautas para ejercitarse adecuadamente, tal y como es el caso de usar las prendas adecuadas o calentar antes de dar inicio a la rutina, también se han establecido casos en los que es mejor darle prioridad a el reposo.

  • Enfermedades estomacales: molestias como la diarrea o el vómito muchas veces pueden ser pasadas por alto, lo que se traduce si hay actividad física de por medio en el incremento del proceso de deshidratación, además de una exigencia al límite para el corazón.
  • Dormir mal: ante la falta de descanso adecuado, el deporte lo único que va a hacer es sobrecargar el cuerpo y exponerlo a lesiones, asimismo el nivel de fatiga que estará de por medio impedirá que la sesión realmente tenga un buen efecto.
  • Dolor en la zona lumbar: para que esta molestia no trascienda a mayores, lo mejor es el reposo a no ser que la actividad a realizar sea debidamente orientada por un profesional con el fin de superar la dolencia.
  • Inflamación en ojos, nariz y fosas nasales: todas estas condiciones no van a permitir un buen desempeño ya que van a crear un clima de incomodidad y por cierto bastante vulnerable a contraer infecciones.

Las contraindicaciones del ejercicio

Cabe resaltar que no toda la actividad deportiva dispone de las mismas características de ahí que sea necesario considerar si existen patologías de por medio tal y como es el caso de la neumonía, el tener un solo riñón o quizás una tuberculosis activa que pudieran poner en peligro a la persona. Quienes tienen epilepsia, enfermedades musculares, obesidad y fibromialgia deben ocuparse de buscar asesoría y así determinar exactamente qué es lo que pueden hacer y lo que no, pues aunque en muchas problemáticas de salud el deporte es un medio para sentirse en mejor, en otras es el desencadenante de retrocesos y riesgos innecesarios.