Beneficios de los deportes acuáticos


El agua es un medio beneficioso para el organismo en muchos sentidos, razón por la cual los expertos en salud suelen hacer alusión a los beneficios de los deportes acuáticos, identificando en ellos un modo distinto, agradable y efectivo de hacer terapia.

¿Por qué es bueno hacer deporte en el agua?

Además de la actividad como tal, los traumatólogos anotan la mayor parte de las veces que por ejemplo, el agua de mar es rica en elementos que se asemejan a los del plasma sanguíneo, en otras palabras, el potasio, yodo o sodio; a raíz del contacto que se tiene con la piel directamente, el cuerpo los puede absorber.

Asimismo, uno de los beneficios de los deportes acuáticos que conviene no pasar por alto, es la versatilidad que los caracteriza, más que nada por ser una alternativa válida para todas las edades, condiciones e intereses. La posibilidad de divertirse, rehabilitarse o hacer deporte siempre estará presente con ellos.

Igualmente, los estudios indican que la práctica de deporte debajo del agua implica un aporte considerable en términos de relajación, bienestar o mejorar el estado de ánimo, principalmente porque involucran trabajo físico, potencia muscular, elasticidad y capacidad cardiorrespiratoria. Todo lo anterior sin que las articulaciones se desgasten.

Ventajas de los deportes acuáticos

  • La capacidad cardiorrespiratoria mejora de un modo importante con su práctica regular.

  • La resistencia física aumenta por la combinación entre ejercicio anaeróbico y aeróbico que suponen.

  • Queman más calorías que otros deportes. Además, la sensación de esfuerzo es más placentera y agradable.

  • La columna se reposiciona, los músculos se potencian y por lo tanto la posición se hace más erguida.

  • Es favorable para la musculatura del organismo en cada una de sus partes.

  • Las articulaciones no sufren con su práctica ante las presiones del ejercicio. Una diferencia relevante si se los compara con otros deportes.