¿Cómo afecta el ejercicio físico a la salud?


Pese a que en el último tiempo los beneficios del ejercicio físico tienden a ser reducidos por las personas a un resultado meramente estético, no hay que dejar de mencionar que a largo plazo también traen consigo mejoras en la salud, estado del cuerpo e incluso de la mente.

Son demasiadas las modificaciones positivas del ejercicio para el organismo, ya que incluso de acuerdo con los expertos, si se pudiesen recetar “pastillas de ejercicio” como una especie de medicamento milagro, sería una auténtica revolución.

¿Por qué el ejercicio físico provoca tantos cambios al cuerpo?

Para explicar este asunto en un sentido estricto, hay que resaltar que el cuerpo interpreta el ejercicio físico como una agresión más. En ese orden de ideas, el esfuerzo físico va a ocasionar desequilibrios en el organismo. Entre los aspectos más notables, es que el nivel de oxígeno que está disponible en la sangre y el metabolismo va a ser forzado a suministrar energía en cantidades gigantescas a los músculos. Además, las sustancias de desecho se van a ir acumulando y siendo la explicación del cansancio muscular y la falta de aire.

Por otro lado, también ocurren microtraumatismos óseos y musculares, los cuales van dañando y desgarrando los tejidos en un nivel microscópico. En relación con las rutas metabólicas, van a verse interferidas y su situación se dificultará. En resumen, el ejercicio supone un esfuerzo, que si se lo interpreta a corto plazo, va a traer consigo una serie de sensaciones que son desagradables y que para muchos sería mejor evitar.

Para plantear una conclusión en pocas palabras, a raíz del fenómeno mencionado en los párrafos anteriores, el organismo va a estar forzado a prepararse para evitar volver a sufrir los daños provocados por el ejercicio. En ese sentido se ahorran recursos en la medida de lo posible.

De esta manera se encuentra una explicación al por qué se necesitan músculos cada vez más grandes de acuerdo con la lógica corporal. Si el cuerpo se encuentra expuesto a rutinas de esta clase, no tendrá mayor remedio que expandir el tamaño de los músculos, porque la agresión que implica el ejercicio trae como consecuencia de lo anterior. Salvando las distancias de la siguiente frase, se puede llegar incluso a la conclusión que diferentes trastornos y condiciones del cuerpo que son negativas, pueden ser en realidad un resultado de una adaptación mala debido a la falta de entrenamiento, pero que se hace más evidente por la edad.

En conclusión, el ejercicio físico provocó una revolución en el modo en que funciona el cuerpo y es por ello que se hace tan importante su realización.